Start Back Next End
  
91
distinta a la del español, porque cada uno sigue un camino cognitivo diferente, siendo
guiado por el conocimiento de L1, sin embargo, los dos muestran cierta similitud en el
orden de adquisición durante todas las fases.
El aprendizaje de L2 comprende, como lo confirma Sajavaara
(1986:72), la
adquisición de categorías completamente nuevas que serán identificadas y usadas, y la
reorganización de las categorías que se habían usado para identificar las de la lengua
materna. Este mecanismo puede ser diferente cuando se trata de otra lengua materna; la
intervención de las categorías de la lengua materna puede ser mayor o menor
dependiendo de su carácter, suele retrasar o acelerar la adquisición de nuevas categorías,
pero no modifica su orden. Pues según él, los primeros datos de L2 se adquieren con las
reglas de L1:
“At the beginning of the foreign language learning process(,) the learner’s cue-
detection mechanism is tuned to the patterns of the native language: foreign
language terms and utterances are heard in terms of categories and structures of
the native language.”
Es decir, lo primero que hace el sujeto es asociar las categorías de la nueva lengua
con las de L1, y en el caso de la adquisición de L1,
la selección, como afirma Chomsky
(1969:36), una gramática del almacén de la gramáticas potenciales que sea compatible
con los datos disponibles (cfr. 
2.1). 
Después entra, según Sharwood Smith (1986), en una fase de búsqueda de los datos
primarios para asignarles unas interpretaciones, que ocasionalmente pueden conducir a
una comprensión perspicaz del sistema. Esta comprensión tiene la forma de un análisis
sobre el que se construirá, después, la gramática corriente del sujeto. La fase analítica es,
como pretende McNeill (1970:3), lo que hace del proceso de adquisición una operación
muy parecida a la de la formación de la percepción, durante la cual se elaboran los
detalles.
Las reglas y los principios que se aprenden a continuación llegan a ser, según
Sharwood Smith
(1986), más controlados en la actuación espontánea, porque causan
menos problemas de procesión o porque se consideran más urgentes para el sujeto. Es
decir, en esta fase comienza, progresivamente, la clasificación pragmática de los detalles
adquiridos que, como consecuencia, crea la base de un comportamiento lingüístico
normalmente inconsciente.
Previous page Top Next page