Start Back Next End
  
54
Además, la teoría formal del conocimiento lingüístico innato pretende que al nacer
la “caja” de gramática está vacía (Fodor
y Crain (1987:46). Es decir, no existen rasgos
de gramática en las primeras fases de la adquisición, lo que se opone totalmente a las
teorías mentalistas que afirman que la caja de gramática contiene ya algunos estados de
conocimientos en la metalengua.
Por lo tanto, Fodor
y Crain
(1987) creen que el argumento de la teoría formal es
más razonable, porque está, al menos, mejor definida que la primera y su margen de
probabilidad es menor:
“(...) A formal theory is stronger because it has much less room to maneuver. It
would be a real achievement to devise a theory of the mental metalanguage from
which all truths about the class of natural language follows as theorems, and the
unlikelihood of being able to do so would mean that one could have some
confidence, if the project were successful, that this was because it was really on
the right track.” (47)
De todos modos, las diferencias entre las teorías no son una cuestión de cuánto
conocimiento innato hay en el “LAD”, sino que se trata de si este conocimiento
está
presentado por unas declaraciones explícitas, o viene indirectamente del poder expresivo
de la metalengua (Fodor y Crain (1987:45).
La adquisición de una lengua exige, como cualquier otro proceso, el cumplimiento
de unas condiciones, en forma de requisitos, sin los cuales el proceso quedará
incompleto. Desde el primer contacto con L2, los sujetos se dan cuenta de que les falta
algo para poder llevar a cabo la tarea de la comunicación. Pero nunca piensan en ello
como requisito, porque, en la mayoría de los casos, no son conscientes de la manera en la
que se realiza el proceso de adquisición.
El requisito fundamental tanto para la adquisición de L1 como para el aprendizaje
de L2 es la disponibilidad de la “faculté du
langage”. Este término ‘saussuriano’
introdujo una modificación notable en la imagen convencional del proceso de
adquisición.
Chomsky (1969) habla, en su famosa obra “Aspects of the theory of syntax”, de una
teoría lingüística que el niño debe poseer y que especifica la forma de la gramática de una
lengua humana dada.
Previous page Top Next page