Start Back Next End
  
49
adquisición. Y como resultado crea un mecanismo que controla y rectifica su
rendimiento. 
Esta estrategia conocida por “self control” (el auto-control) es a la vez el control de
todas las estrategias anteriores, porque aquí es donde se organiza el proceso de
aprendizaje en su totalidad. Los tipos de auto-control son varios, en muchos casos son
totalmente personales y diseñados en concordancia con las necesidades de cada sujeto.
Sin embargo, se reconocen, según Klein (1986), los tres tipos siguientes: 
1. La vigilancia “monitoring”: un control virtualmente simultáneo sobre el
habla que facilita modificar las producciones continuas en L2.
2. La regeneración “feedback”: un control ligeramente retardado que conduce,
normalmente, a una auto-corrección más o menos exitosa.
3. La reflexión: un control total sobre la actuación de la lengua que no
coincide con la producción del habla.
Previous page Top Next page