Start Back Next End
  
188
3.6.
El Rendimiento
Todos los elementos implicados en el proceso de la adquisición están orientados
hacia un único fin: diseñarle al sujeto un camino adecuado para lograr un rendimiento
satisfactorio. Los estudios teóricos y empíricos, (tanto lingüísticos como psicológicos),
las metodologías, los materiales y los profesores funcionan conjuntamente en todos los
niveles. En cada paso entran en juego múltiples factores que hacen del proceso de la
adquisición una tarea compleja e individual. Lo que presenta a cada sujeto, como un
‘caso particular’ capaz, en cualquier momento, de mandar todas las hipótesis, formuladas
durante décadas de investigación, a su punto de partida. El comportamiento imprevisible
del sujeto durante la ruta de la adquisición complica la tarea de la enseñanza. Esta
complicación se define a través del único indicador relevante de todas las gestiones
conductistas y cognitivas: el rendimiento del sujeto.
En el rendimiento existen varios elementos que lo afectan. Por una parte los relacionados
con el entorno de la lengua materna y, por otra, el ámbito de la nueva lengua. Pero, a la
hora de evaluarlo, sólo se tienen en cuenta los datos revelados por la competencia
y la
actuación.
3.6.1.
La Competencia.
En los primeros contactos con el ámbito, la competencia se manifiesta en el
comportamiento del niño en función de la “faculté du
langage” y en forma de LAD. Es
decir, su capacidad de percibir relativamente cualquier dato sin ningún conocimiento
previo. Sus reacciones o respuestas se atribuyen a esta competencia primitiva que le es
innata. A medida que se incrementa el contenido del conocimiento del niño, se desarrolla
la competencia hasta conseguir su forma madura. Durante la adquisición de la segunda
lengua, sin embargo, esta competencia se presenta de manera amplificada, ya que se
añade a ella una nueva generada por el conocimiento inicial de otra lengua.
En la terminología de la gramática generativa
76
la competencia es el conjunto de los
sistemas de reglas interiorizados por los hablantes. Esto constituye su conocimiento
                                                
76
Véase Dubois et al (1992:118)
Previous page Top Next page