Start Back Next End
  
21
1.1.
La lengua
Durante siglos, los estudios del lenguaje han sido un campo de gran interés para
muchos filólogos lingüistas, psicólogos, sociólogos, etc. Las investigaciones,
desarrolladas durante este tiempo, hicieron que estos estudios constituyeran una ciencia
independiente en la que intervienen, cada vez más, otras ciencias de varios tipos:
biológicos, físicos, filosóficos e incluso religiosos (el valor divino que otorga el Corán al
árabe p. ej.). 
Como en cualquier otra disciplina, la terminología relacionada con los conceptos de
esta ciencia evoluciona paralelamente con sus materias. Lo que nos interesa en este
momento es la distinción que hacen algunos (principalmente Saussure)²
entre lenguaje,
habla, lengua o idioma.
El Diccionario de la Real Academia Española define lenguaje como: “el conjunto
de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente”. En algunas
acepciones lo define como sinónimo de lengua. Nosotros adoptaremos, en este capítulo,
la definición en la que se refiere al lenguaje como: “el uso del habla
o la facultad de
hablar.”  Por habla entenderemos (según el mencionado diccionario): “la realización del
sistema lingüístico llamado lengua, y el acto individual de ejercicio del lenguaje,
producido al elegir determinados signos, entre los que ofrece la lengua, mediante su
realización oral o escrita”.
Por lengua, nos referimos a: el
sistema de comunicación y
expresión verbal propio de un pueblo o nación, o común a varios, y al sistema lingüístico
que se caracteriza por estar plenamente definido, por poseer un alto grado de nivelación,
por ser vehículo de una cultura diferenciada y, en ocasiones, por haberse impuesto a
otros sistemas lingüísticos”. En cuanto a idioma, usaremos este término como “sinónimo
de lengua”,
salvo en algunos contextos particulares donde se estimará necesaria la
distinción, y donde aparecerá una nota justificativa.
Son muchas las investigaciones y publicaciones que han tratado de dar una idea
completa de lo que es una lengua (p. ej. Bloomfield
(1950) y
Steiner
(1975)). Sin
embargo, ninguna obra ha podido, realmente, presentar la lengua como un esquema que
se pueda analizar sin riesgo de perder gran parte de su contenido. Esto es debido al hecho
                                                
2
Véase Sanders, Carol. (1979): Cours de linguistique générale de Saussure. Hachette: Paris.
Previous page Top Next page