Start Back Next End
  
53
2.1.
La “faculté du langage”
Entre las teorías de la adquisición destacan dos puntos de vistas, el primero es
mentalista y el segundo formalista.
El punto de vista mentalista supone, como lo resume Klein (1985:44) que:
1. El lenguaje es una capacidad específica de los seres humanos.
2. El lenguaje existe como una capacidad independiente en la mente del hombre, a
pesar ser una parte del “apparatus” cognitivo del sujeto, está separado del mecanismo
cognitivo general responsable del desarrollo intelectual.
3. La determinación primaria de la adquisición de L1 es el ‘dispositivo
de
adquisición’, que está genéticamente impreso y que proporciona al sujeto un conjunto de
principios sobre la gramática.
4. El ‘dispositivo de adquisición’ se atrofia con la edad.
5. El proceso de adquisición consiste en pruebas de hipótesis, lo que significa que la
gramática de la lengua materna del sujeto está relacionada con la ‘gramática universal’
Los mentalistas pretenden que cualquier teoría sobre la adquisición tiene que
reconocer, como dicen Fodor
y Crain
(1987:45), que el hombre está dotado de una
capacidad innata para el aprendizaje del lenguaje:
“Every theory must assumes that
humans are innately equipped with a mental
‘metalanguage’ for natural language, i.e., a medium of representation in which to
encode their observations about the target language, the rules they hypothesize
for it, the derivations generated by these rules, and so forth.”
Es decir, antes de acceder a cualquier tipo de lengua, el niño dispone de una especie
de lengua
dormida,
o simplemente cubierta, llamada ‘metalengua’. Cuando se pone el
proceso de adquisición en marcha esta lengua va liberándose, poco a poco, hasta alcanzar
la forma conocida del lenguaje.
Mientras tanto los formalistas consideran que la metalengua se personifica por la
interacción
con el data del sujeto y es capaz de impedir, severamente, el acceso al
conjunto de la gramática que contempla (Fodor y Crain (1987:45).
Previous page Top Next page