Start Back Next End
  
130
2.14.  El Bilingüismo
El primer paso en el proceso de adquisición de una nueva lengua presupone que la
última fase conduce al dominio perfecto de esta lengua, al bilingüismo. Hasta el momento
no existe una definición unánime del concepto. “Los autores varían desde definiciones
muy laxas: «es aquella persona que conoce algo de otra lengua distinta a la suya propia»,
hasta definiciones muy estrictas: «es la maestría de igual, activa y perfecta de dos o más
lenguas.»” (Sánchez y Forteza, 1987:202).
Por lo tanto, cada autor adopta la definición que se adecua a su propia experiencia
en la enseñanza de las lenguas extranjeras, o a su propio caso en el control de otra lengua.
Bloomfield (1950:55), por ejemplo, considera el bilingüismo como el punto extremo del
proceso de adquisición, donde el hablante es capaz de mostrar un comportamiento verbal
en L2 tan auténtico como los nativos:
“In the extreme case of foreign-language learning the speaker becomes so
proficient as to be indistinguishable from the native speakers round him. (...) In
the cases where this perfect foreign-language learning is not accompanied by
loss of the native language, it results in bilingualism, native-like control of two
languages.”
Esta definición implica, por supuesto, la conservación de la lengua materna. A
pesar de que en algunos casos la dedicación a una nueva lengua conduce a la pérdida
43
,
generalmente parcial, de L1. Este criterio limita las posibilidades del bilingüismo, puesto
que, como afirma Brooks (1969:40), es difícil mantener las dos lenguas en el mismo nivel
de perfección; una de las dos tiene que sufrir cierto retroceso:
“We should not expect anyone to maintain two languages in equal balance at all
times, for the reason that the individual’s language behavior is inevitably linked
to that of the person with whom he is speaking and with the situation in which
they find themselves. Depending on the shifts in these variables, one language or
another will dominate.”
                                                
43
Brooks
(1969:40) considera esta pérdida como un precio modesto que tiene pagarse a cambio de la
posesión de las estructuras y los vocabularios de L2.
Previous page Top Next page